Guiso de gallo viejo

Un delicioso plato campesino preparado con productos muy frescos que nos ofrece la cocina rural. Este guiso tiene un aroma delicioso y un sabor refrescante que enloquecerá sus sentidos, invitándolo a experimentar las delicias de los sabores campestres. Rememore lo mejor de la cocina tradicional en un viaje que no podrá perderse.

Platos principales
2 horas
Hervido
4 Porciones
Sin glúten

Ingredientes

1 Gallo viejo

2 Cebolla

3 Ajíes gustosos

2 Ajíes cubanela

2 Dientes de ajo

1 cucharilla de Ajo majado

2 cucharas de Pasta de tomate

1 Tallo de Apio

1 Recao

¾ litro de Agua

2 cucharas de Aceite

½ cucharilla de Pimienta

1 cucharilla de Sal

Preparación

Paso 1 : Lavar el gallo con jugo de limón. Cortar en trozos.

Paso 2 : Colocar el gallo en una olla de presión junto con el agua, sal, los dientes de ajo, el apio y una cebolla cortada en trozos. Deje cocinar por 40 minutos ya que la carne de gallo viejo es bastante dura.

Paso 3 : En un caldero coloque un poco de aceite, una cebolla finamente picada, los ajíes picaditos y el ajo majado. Sofría durante unos minutos hasta que los ingredientes marchiten. Agregue el gallo ya tierno, la pasta de tomate y mezcle con el sofrito.

Paso 4 : Condimente con sal, pimienta y agregue el caldo de cocción. Agregue el recao y cocine tapado a fuego bajo hasta que el guiso se impregne de todos los sabores. Sirva el gallo viejo acompañado de arroz blanco y aguacate.